El peatón que soñaba sus pasos

Caminar nunca es aburrido. Cuando lo haces, el mundo se abre a nuevas realidades y, a pesar de andar por los mismos sitios, nunca se recorre el mismo camino. Siempre es distinto el aire, las nubes, la noche y sus estrellas. Incluso los ladridos de los perros son más misteriosos un día y otros mucho más cotidianos, no obstante, si esperas algo extraordinario, será mejor que no lo hagas porque llega en el instante más inesperado.

Como peatón, eres un andariego. No hay atajo en tu camino que te detenga, te enfocas en pasearte como lo has hecho durante los últimos diez años. ¿Acaso te has salido del camino alguna vez en tus caminatas nocturnas o matutinas? Lo más seguro es que sí. Es placentero comenzar una vigilia y luego dormitar entre las sábanas después de un merecido descanso tras larga caminata. Tal vez por eso caminaste tanto. Yo creo que quizá pudiste dar la vuelta a la tierra en ese tiempo. Imagínate que durante cada noche recorrías hasta quince kilómetros. Multiplícalos por 365 en 10 años.

Pero te quiero decir que tengas cuidado con los otros caminantes. Ellos ahora por cualquier cosa te detienen. Inventan excusas para estropear tu camino y ahí sí que es difícil zafarte. Cuando veas uno, vete. Te ofrecen la venta de artículos que no están en tu mundo, algún boleto de la lotería o los típicos Chac Mool de barro.

Has caminado largo tiempo por las veredas de la ciudad y has visto muros que con el tiempo fueron derribados, lugares que antes frecuentabas hoy son polvo y pertenecen más a tu memoria que a la realidad. Es extraño, mas danzan en el aire las palabras de Antonio Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Tu memoria las ha vaciado en un odre para que en cada paso las huellas sean distintas.

Peatón, no te confundas, no eres el mismo que el de Sabines y el de Bradbury, tú eres diferente. Prefieres caminar con el aire de un poeta o de un pintor, aunque no lo seas. Eres Odiseo, Breton y Sócrates, también eres el viandante que lleva su mochila a cuestas después del trabajo. En tus zapatos están los ácidos escritos de Ian Curtis en la grisácea nube de Manchester; también eres el visitante de los parques que dice Cortázar en alusión al relato de Madame Bovary.

Y a este paso, también eres un Borges. Él decía que en las tardes gustaba ser un caminante más de Buenos Aires, junto a su gran amigo Bioy Casares. Aclaraba sus ideas entre los viejos muros, entre el fervor citadino. Pero creo, sinceramente, que el tiempo no le alcanzó para recorrer su biblioteca. Antes, Alonso Quijano, mejor conocido como Don Quijote, arremetió toda la mancha como caballero en la búsqueda de un nombre. Tal vez no lo supo, pero hoy sus desventuras rondan por el orbe.  Pero no ha muerto, vive en tus pasos, peatón, porque llevas en la espalda todo el sentimiento de una época perdida como la nuestra (como él la miró).

Hay un comentario más para ti, amigo peatón. Pregúntate si un día despertaras en otro escenario que no es el que acostumbras. ¿Qué pensarías? No lo sé, porque tus pasos dirigen un sendero incierto, o tal vez quieras hacer caso a Li-Young Lee cuando dijo: “En mi origen yo busco mi destino”. Así tengas 20 u 80, seguirás siendo un vago, un ser que busca el placer de oír, amar y conmoverse.

¿Qué es lo que miras, peatón? ¿Qué ves en tu ciudad? ¿Quieres ver un horizonte diferente? ¿Hay pájaros que cantan? Apuesto que sí, pero sin desacreditar los sitios que habitas, creo que hace falta algo: diálogo. Pero como peatón, te entiendo. Cuando agarras calle, como se dice popularmente, lo único que deseas es estar con tus pensamientos, repasar escena por escena las preocupaciones, interrogar la vida. Es preciso decirlo, de eso trata la gran novela de nuestras vidas: caminar hacia lugares con el deseo de encontrar la tan anhelada paz.

Anuncios
Etiquetado , ,

Por favor, ¡comenta este post!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: