La Residencia

El lector de poesía es sólo un animal que en tierra propia funge como un profeta desterrado. No se me tome a mal, desocupado lector, tal afirmación. Sólo la poesía, no el poeta, puede extraer la pulpa de la existencia, la esencia, porque el bardo tiene funciones que usan de eslabón lo divino con lo humano.

Es curioso, sin embargo, cómo entran en boga sin que uno lo sospeche fuerzas que antiguamente peleaban por la voz del poeta y la función de la lectura en la sociedad, sobre todo en la visita privada que uno como lector hace en algún libro. Las palabras que José Emilio Pacheco escribió alguna vez hoy tienen fuerza y luz propia que enceguece a muchas otras voces:

 Extraño mundo es el nuestro: cada día

le interesan más los poetas;

la poesía cada vez menos.

El poeta dejó de ser la voz de la tribu,

aquel que habla por quienes no hablan.

Se ha devuelto nada más otro enterteiner.

 Es paradójica la función que cumple cada uno como creador de un texto y también como el lector. Se torna incluso en una rancia mecánica que diariamente pierde vigencia con escasos minutos de haber transcurrido. El poeta escribe sin cesar alineado en este mundo de constante ritmo y alienado gracias a una imaginación abstraída en las palabras. Pero, sin pecar de ingrato, se da el tiempo de sentarse a leer y a escuchar la vida, procrear sus cantos, administrar su savia.

El mundo es tan caótico como ayer, es un postulado que observamos tan sólo al salir a las calles. Existe la misma violencia, el impulso del poder por aplastar a las masas… ya lo ha dicho León Felipe en aquellos versos:

¿Quién lee diez siglos en la Historia y no la cierra

al ver las mismas cosas siempre con distinta fecha?

Los mismos hombres, las mismas guerras,

los mismos tiranos, las mismas cadenas,

los mismos farsantes, las mismas sectas

¡y los mismos, los mismos poetas!

 

Su poema “¡Qué pena!” manifiesta claramente la postura, en otras palabras, de lo que habla Pacheco, pues finaliza: “¿Qué pena, / que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!”.

Tal vez un tanto más pesimista, León Felipe atiza aquello que no puede desaparecer y es entonces cuando la nostalgia aparece. Es el poeta en sí quien sigue siendo el mismo, no la poesía, porque ésta evoluciona.

El lector de poesía está solo (como tantas personas desposeídas). Raramente hay una convención de lectores que amen a la poesía, salvo en ocasiones en extraordinarias, cuando dos o más se conjugan para oír, más que alabar, aquello que está en la residencia del poeta, que es la Poesía. Ahí vive preso de su conciencia, en la sustancia, en la miel, en el seno de aquello que representa misteriosamente en sus ensueños. Shakespeare, creo, es el ejemplo más claro del poeta ensoñado.

No obstante, pesimista o no, la poesía, a mi juicio, no es para el optimista porque el mundo actualmente no es “óptimo” ni lo ha sido. Mejor dicho, el humano ha hecho que el mundo sea así (poema de León Felipe) y, por otra parte, el poeta ahora es un “enterteiner” (Pacheco dixit), salvo contadas excepciones que conozco.

Por tanto, el lector es el juez absoluto para legislar al poeta, no el escritor ni el político, ni otro menester. Es el que lee, sólo eso, sin algún tipo de oficio.

Para terminar, cito al poeta Gustavo Adolfo Bécquer con su rima IV —para celebrar lo que he dicho anteriormente—: “Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía.”

***

Bibliografía

Pacheco, José Emilio. Los trabajos del mar. “Carta a George B. Moore: en defensa del anonimato”, Ed. Era, México, 1983.

Felipe, León. Antología personal. Ed. Visor, Madrid, 1996.

Bécquer, Gustavo Adolfo. Rimas y leyendas, Ed. Aguilar, Madrid, 1951.

Anuncios
Etiquetado

Por favor, ¡comenta este post!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: