Razones para ser escritor

Me he preguntado en los últimos días acerca de una situación muy importante para mí y es, sobre todo, el valor que en la vida de cada persona tiene la profesión que elegiste. Si tú has elegido una, por favor sigue leyendo, quizá te sirvan mis palabras; en caso contrario, te contaré la historia del porqué ahora comienzo a escribir esta columna.

Todo inició el año pasado. Para ser exacto, el 26 de diciembre del 2015 en la estación de autobuses de mi ciudad natal. Mientras compraba el boleto de regreso hacia Monterrey, mi madre comenzó a platicar con una persona, la cual funge como encargado de la sucursal. Tras el intercambio habitual de las primeras palabras cuando se entabla un diálogo, me acerqué con la finalidad de saludar. En ese momento mi madre se dirige a mí y dice “Mire, él es mi hijo, es poeta y escritor… hace poco vino a presentar su novela aquí”, y acto seguido el  hombre hizo un gesto de incredulidad, los ojos cobraron el asombro de quien ha visto algo no común. Entonces me presenté y extendí mi mano.

Tal acontecimiento fue muy significativo pues al instante me di cuenta del valor que tiene un escritor en estos tiempos, es decir, muy poco ante la sociedad. Por supuesto, esta reflexión no está basada sólo en este hecho sino en otros (para ser sincero, muchos) en los cuales he estado en similar situación. Cuando eres escritor y te presentan como tal, eres un ente extraordinario (y me valgo de la expresión en su más cruda significación), no por tener mérito sino porque en sí el oficio de escribir es desconocido para la gran mayoría.

Ahora bien, cuando mi madre lo ha comentado en sobremesa o en lugares como el que acabo de referir, el asunto se torna a una atmósfera pesada, como si los demás se sintieran obligados a escucharte; en mi caso, prefiero ir al grano y contar no como en las novelas o los cuentos que he escrito sino sucintamente; sin embargo, todo lo anterior acabó ese día, de pronto sentí un alivio, la sensación de existir en un lugar albergado de sutilezas y, sin exagerar, liberado de toda esclavitud mental. Mi madre me enseñó que el predicador debe obedecer al ejemplo.

Gracias al entusiasmo con que mi madre siempre me presenta como su hijo escritor, decidí tomar el papel que desde hace muchos años debía hacer: ser escritor. A propósito de esto es mi argumento, pues si tienes una profesión, defiéndela y hazla un trabajo que te remunere, pero sobre todo, que lo haga desde la satisfacción, el goce y el entendimiento, que sea tu verdadera inteligencia y la bandera que siempre esté ondeando en la vanguardia de tu alma. O bien, si aún no tienes una profesión, si aún no comienzas a estudiar o estás haciéndolo, por favor, no te detengas y sé fiel a tus objetivos.

Mientras más respetes tu trabajo, mejor lo harás; mientras más trabajes en tu oficio, mejor lo harás; sin embargo, hay dos cosas que he visto a lo largo de los diecisiete años que llevo en el ejercicio de la escritura y no deben faltar en toda profesión: talento y disciplina. Mi consejo es ir adonde tus necesidades te obliguen, hablo en cuanto a seguir con tus ideales y amar lo que realmente deseas ser con el fomento, claro, de una disciplina de trabajo para escribir así como el desarrollo de tu verdadero talento, del  Yo Escritor y Yo Poeta hay en cada uno de nosotros.

Al final, la decisión de ser está en la medida de nuestros sueños y aquellas bondades que residen en lo más hondo de la vida pues, sin duda, cada persona tiene sus razones para ser y yo, por ejemplo, tengo mis razones para ser escritor.

Anuncios
Etiquetado

Por favor, ¡comenta este post!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: